lunes, 30 de julio de 2007

LA INVOLUCIÓN DE FYBECA.

en varios otros foros, incluido el marketing hall of fame, he relievado el trabajo de marketing de fybeca al ampliar su concepto de negocio, extender sus horarios y mejorar la atención en sus puntos de compra, sin embargo ahora debo señalar pasos hacia atrás.

en el sector norte de guayaquil, en el enclave dado entre las ciudadelas kennedy y urdesa, hay 5 locales fybeca: san marino, policentro, av. v.e. estrada, av. san jorge y av. francisco de orellana. 5 locales es un excelente número para una zona como la antes descrita, por lo que no deberían darse las insatisfacciones que ahora describiré:

1. ¡el mejor de los locales fybeca, el de la av. francisco de orellana, cierra a las 23h00! digo que es el mejor, no sólo por lo bien acondicionado que se encuentra, sino porque además tiene servicio de pedidos desde el automóvil y tiene un estacionamiento amplio, seguro y propio. ¿por qué no atiende 24 horas?

2. los 2 locales que atienden 24 horas son: av. v.e. estrada y av. san jorge. de ellos, el local de v.e. estrada tiene severos problemas de estacionamiento. está ubicado en un sector de oficinas, paradas de buses, bares y licoreras, por lo cual es muy difícil encontrar estacionamiento casi a cualquier hora del día.

3. ¡¡el de la av. san jorge, para sorpresa, incomodidad e inseguridad de sus clientes, atiende en las madrugadas a través de una reja!! atender a través de una reja en la madrugada es sinónimo del anti servicio. ¡es hacer todo lo posible para que el cliente se sienta incómodo, rechazado, desprotegido! además, ni siquiera el local está acondicionado para atender así, por lo que el dependiente toma el pedido mentalmente, camina hasta el fondo de la farmacia, lo despacha y calcula el total de la factura, vuelve a caminar hasta la reja, cobra y entrega el pedido, luego vuelve a entrar y vuelve a salir con el vuelto. ¡¡¡aunque usted no lo crea!!! toda una cadena nacional de farmacias (la más importante del país) con un mecanismo de servicio similar al de una tienda de mala muerte. ¡una vergüenza!

tal vez debamos acuñar un nuevo término: involución del servicio, para referirnos a casos como éste en que luego de desplegar los mejores esfuerzos, la empresa empieza a recular en ellos y termina en la época de las cavernas.

1 comentario:

  1. Saludos, tu escribes algo muy real que sucede no solo en Guayaquil sino en Quito.

    Sin embargo te has puesto a pensar que clase de persona es la que te atiende, sabías que en Fybeca y su hermana menor, Sanasana, todo el personal es apenas bachiller y no tienen un título profesional que les resguarde como personas aptas para la dispensación de medicamentos. Ojo, digo dispensación, no venta. Porque Fybeca y Sanasana vende medicinas como si se vendiera caramelos y eso lo puede hacer hasta doña Meche en el Mercado Central.

    Yo si creo que es necesario que las autoridades, el gremio de farmacéuticos y la familia Villamar(los dueños de las tercenas Fybeca y Sanasana) deben ponerse a pensar sobre este asunto y mucho más NOSOTROS LOS PACIENTES Y CLIENTES que ponemos nuestra salud, nuestra vida en manos de gente no apta para ese trabajo.

    ResponderEliminar