martes, 18 de septiembre de 2007

CÓJANLO, CÓJANLO (ROGGIERO).


del anecdotario urbano recuerdo la recursiva escena del ladronzuelo que luego de haber arranchado un lindo pendiente de alguna descuidada transeúnte, corre despavorido en búsqueda de su guarida. la población observa el hecho y emprende la persecución con clara desventaja. mientras huye, el arranchador va gritando "cójanlo, cójanlo" para así despistar a los demás y fungir de persecutor en lugar de prófugo.
nada muy diferente del presidente de barcelona acudiendo en estos días a los medios de comunicación (que muy presurosos le dan minutos para que se explaye) a inculpar a otros de un hecho que es de su responsabilidad: la presencia de las bengalas en el estadio.
quien convoca y organiza el evento es barcelona sporting club. y el representante legal de barcelona sporting club es su presidente. él es el último responsable de todo el evento. es como si yo diera una fiesta en mi casa, me descuidara en la compra del licor y muriera una persona por intoxicación. aunque no fuera mi intención que eso sucediera y aunque no fuera yo quien hubiera comprado el licor, ¡¡yo soy el responsable de lo que ocurre en mi casa!!
roggiero, en su calidad de presidente y representante legal del club, es el responsable último de los actos del club. él debe ser investigado, no investigar. por el bien del fútbol.
¡cójanlo, cójanlo!

1 comentario:

  1. Lamentablemente el Idolo del Ecuador se ha convertido en el penúltimo bastión del Partido Social Cristiano (el último es nuestra querida ciudad, pero ese lo perderán las próximas elecciones).

    Es la fuente popular de los polítiqueros de este partido, quienes permiten que una mafia organizada liderada al interior del Club por Galo Roggiero y Carlos Rodríguez, se apoderen inmisericordemente de sus recursos y los consuman como si fueran la "última Coca Cola en el desierto".

    Lo que faltaba era que una maravillosa fiesta como el Clásico del Astillero sea manchada con la sangre de un inocente hincha del equipo rival, aún en circunstancias q no se pueden aclarar.

    Ya basta de alcahuetear a esta dirigencia decadente, es hora de denunciarlos y acabarlos.

    ResponderEliminar