martes, 19 de agosto de 2008

EDUARDO Y LA EMPLEADA DOMÉSTICA.

eduardo trabaja en una próspera empresa comercial muy conocida del país. gana u.s.$3,200 mensuales y recibe algunos otros beneficios. está casado y tiene 3 hijos menores de 10 años de edad. vive en una cómoda y recién estrenada vivienda. su familia es atendida por matilde, una empleada doméstica que contrataron hace 4 años y que gana u.s.$170.
un buen día para eduardo, recibe un aumento de sueldo que lleva sus ingresos mensuales a u.s.$3,900 mensuales. con los nuevos ingresos, decide renovar progresivamente los televisores de la casa. matilde conserva su sueldo de u.s.$170.
tiempo después, la empresa le encarga a eduardo un nuevo y muy prometedor proyecto gracias a que el gobierno ha dado facilidades tributarias para emprenderlo, por lo que su sueldo se eleva a u.s.$5,200. eduardo se va de segunda luna de miel con su esposa. matilde conserva su sueldo de u.s.$170.
los buenos resultados del nuevo proyecto elevan los ingresos de eduardo a u.s.$8,100 mensuales. con tal cantidad de dinero, eduardo siente que puede echarse una canita al aire de vez en cuando y, además, decide cambiar de automóvil por uno de más lujo. obviamente, matilde sigue ganando u.s.$170.
un día, matilde pide un aumento de sueldo. eduardo se lo niega y le hace ver que debe estar agradecida por tener trabajo, que afuera hay miles de personas rogando por un trabajo así y por la mitad del sueldo, que le dan comida todos los días y que hasta debe dar gracias a dios porque tiene una habitación para dormir. el sueldo es negado. luego lo reflexiona mejor y decide aumentarle a u.s.$180, no sin antes volverle a enrostrar a matilde la misma película que describí en líneas anteriores.
en palabras muy sencillitas, esa es la esencia del liberalismo económico radical: el estado procura satisfacer -de forma prioritaria- las necesidades de los empresarios, para que luego sus empleados se procuren por sí mismos la satisfacción de sus necesidades vía sueldos. esos sueldo, obviamente, son mínimos para que las empresas puedan producir a bajos costos y asegurarse utilidades atractivas. conforme transcurre el tiempo, el efecto es predecible: la mayoría de los ricos son más ricos y la mayoría de los pobres son más pobres.
cuando se ha cumplido el ciclo antes descrito, los economistas hacen cuentas y sonríen de satisfacción porque la economía del país -medida especialmente a través de la evolución del pib- ha crecido. y es cierto. pero el dinero y LAS OPORTUNIDADES se ha quedado en las mismas manos que estaban antes.
el día final de esta historia, matilde lee y se instruye, entonces va, envalentonada, para exigir un aumento de sueldo justo y un tiempo para terminar sus estudios. el resultado ya lo pueden suponer: es despedida sin liquidación, es acusada de ingrata y de comunista. y luego contratan a otra, sumisa, que no sepa nada, que no se queje de nada. de ella dirán "qué buena empleada que es".

10 comentarios:

  1. "En los países que han sido corroídos por el socialismo carnívoro o en el mejor de los casos, en donde muchos de sus dogmas han penetrado profundamente en el pensamiento de la gente, hay una costumbre que sobresale con especialidad: el Dogma de Montaigne. Este sostiene que el rico cada vez se hace más rico a costa del pobre. Este extremo ha sido refutado ampliamente no por otro dogma, sino con hechos, como el caso de los países cuyas economías han florecido notablemente. Los ricos son indispensables para el mejoramiento de la economía, lastimosamente a consecuencia del dogma de Montaigne los países mas pobres sostienen una persecución “Dioclesana” en contra del rico ya sea con odio o peor aun, con cargas impositivas que violan el principio de igualdad ante la ley."

    tomado de http://www.elcato.org/node/3589. El artículo completo es muy interesante; por eso el link.

    Por otra parte, Vendedor, me encantaría saber tu opinión acerca de los hechos acaecidos en la Universidad Católica el sábado pasado. Noto un sospechoso mutismo al respecto, por decir lo menos; muy acorde a la actitud "progresista" de los grandes socialistas del XX.

    En todo caso, mis respetos para usted... y mil disculpas por alguna ironía, pero me sorprende (y muchísimo más en alguien tan claro y lúcido, como es el autor de este blog) la testaruda fe en un gobernante que no se cansa de autoboicotearse y de mostrarnos sus manifiestos aires totalitarios; porque lo ocurrido el sábado escapa a cualquier clase de tergiversación mediática, excusa favorita de los "progres" (debe reconocer que los rojos siempre han tenido esa arrogancia de creerse la élite intelectual: para muestra esta autodenominación)oficialistas. Que como dice esa gran sabia que es mi abuela, parafraseando a la aun más sabia lengua popular: cuidado el remedio nos sale peor que la enfermedad.

    Un gran saludo...

    ResponderEliminar
  2. "andré": sobre montaigne, cato y los ricos. cato es una fundación dedicada a defender los postulados de la derecha y el neoliberalismo. en su página web se lee, a manera de eslogan: "libertad individual, gobierno limitado, mercado libre y paz". eso es un agarra lo que puedas, un sálvese quien pueda. es la selva, es la ley del más fuerte. si esa es la única forma de producir riqueza, la vida humana es un asco.

    sobre los hechos de la u. católica: a mí no me engaña el universo ni los niños llorones de la uc, ¡¡yo estuve allí! a mí me tiraron palos, a mí me gritaron y contra mí se quisieron lanzar en tropel. sucedió cuando salí de la cadena radial (fui uno de los primeros en salir): la horda estaba afuera retenida por la policía. su actitud fue beligerante, irrespetuosa. no fue una movilización para decir "no a la constitución", fue una turba que buscó agredir y sembrar el caos. no fue un grupo de estudiantes que querían presentar un documento académico al presidente de la república, fue un cargamontón que perdió la compostura.

    a mí no me lo contaron, "andré", yo estuve allí.

    ResponderEliminar
  3. Sin duda, los países que progresan son aquellos en los que la clase media es numerosa, es la que mueve y hace avanzar a los países. Para mí ha sido muy curioso y una lección el tener amigos y amigas en barcelona y que me hagan la observación de que en mi discurso se nota que "claseo" las profesiones de la gente, y que un barrendero no es menos que yo, porque tod@s somos necesarios, por ende tod@s tenemos derecho a sueldo digno y poder satisfacer nuestras necesidades. A pesar que nací en guayaquil, una ciudad del tercer mundo, esto lo aprendí en cataluña y me servirá para toda la vida.

    ResponderEliminar
  4. Luis Fernando21 agosto, 2008

    Ya va siendo hora de que en este país haya un poco de equidad... que 30 años ya fueron más que suficientes. Bien Vendedor por un blog escrito con lucidez y criterio. Ojalá aquellos y aquellas que defienden posturas borreguistas y que no pueden ver más allá de sus propias narices, aprendieran lo que es debatir conceptos sin agarrarse los órganos genitales. Finalmente, veo una propuesta coherente en beneficio de todos.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  5. AnitaBelén22 agosto, 2008

    ¿Sabe Iván que es lo más irónico e irritante de esto? Que no sólo es verdad, sino que se está escribiendo lo mismo que pasó en el feudalismo. Y la gente aun se atreve a preguntarse qué sucede con el país, el por qué de tanta pobreza, y no notan que son ellos mismos los que no lo dejan avanzar.
    El capitalismo los ha cambiado tanto, que el interés económico es tan egoísta que solo se preocupan por satisfacer sus necesidades y lujos insaciables, que no se dan cuenta que ellos pueden ayudar. Se dedican a criticar el gobierno, pues esperan que les den resueltos los problemas que ellos crean.
    Lo que le pasa a esta sociedad, es la falta de empatía..

    ResponderEliminar
  6. Luis Carlos Mussó03 septiembre, 2008

    Son notorias, lo digo una vez más, las coincidencias de pensamiento que tenemos, "Vendedor". El terror de los que han gobernado a perder sus espacios malhabidos los hace errar a cada momento. ya tendremos tiempo de comentar, sin la termocefalia de ciertos contemporáneos nuestros, los nuevos rumbos del país.

    ResponderEliminar
  7. Como caballeros se escribe mejor, es este un oasis de cultura en un desierto de bestias e insultos. Mirandose a los ojos y manteniendo la cabeza arriba se conversa mejor, cada cabeza con sus respectivos ideales, cada cabeza con su respectivo corazon y cada corazon susurrando la verdad.. no todos daran la razon a los ideales de este gobierno por que no a todos los gobierna el corazon, hay menos distancia entre la mente y el bolsillo que entre el corazon y la mente, a mi me hace hablar una insasiable necesidad de justicia, a otros la necesidad de mas y mas dinero. La justicia ante todo.

    Hasta la victoria siempre compañero

    ResponderEliminar
  8. Estimado:

    Comparto en demasía lo que escribes. Lo leí dos veces y ya se lo pasé a un par de amigos para que comprendan mucho más la problemática del día a día en el país. Sobre lo que escribe un caballero arriba sobre los hechos de la U. Católica, soy muy claro en decir algo: El problema es la forma, no el fondo. No opino quién tuvo razón y quién no porque realmente no estuve ahí, pero tampoco soy iluso en creer lo que me dicen los medios.

    Quien piensa que hay un medio de comunicación imparcial en este país está soñando. Es más, te comento que el otro día, un columnista de El Universo escribió un tema llamada "En cualquier parte del mundo", colocando el ejemplo de un estudiante francés que causó una revolución en una Universidad de su país, a tal punto que se lo identificó como anarquista.

    Este columnista de El Universo, llamado Hernán Pérez, afirmaba que le parecía atroz que el Presidente pidiera la expulsión de los estudiantes que reclamaron, aduciendo que en Francia nunca se pensó hacer eso. Envié una carta a El Universo efectivamente diciendo que nunca se lo expulsó, pero ese muchacho fue exiliado del país por más de 10 años por los hechos suscitados.

    Realmente no creo en los medios de comunicación, en ninguno. Todos son parte de un problema, de un caos. Todos jalan para su lado, todos quieren ser beneficiarios e intocables.

    Por cierto, envié la carta a El Universo para que publique lo que Hernán Pérez no había puesto y qué crees: Nunca la publicaron. Al siguiente día colocaron como 10 cartas contra el Gobierno, y al siguiente más cartas de gente reclamando al Gobierno... En fin, ¿creerle a los medios? Ni loco, prefiero leer blogs.

    ResponderEliminar
  9. Iván, lo que mencionas es una historia muy pero muy real....muchos lo han sufrido. Empresarios enceguecidos y enloquecidos por el dinero donde su horizonte no va más allá de hacerse cada vez más ricos y a la vez cada vez más insensibles con la realidad que les rodea, mientras que sus empleados tienen que batirse con un sueldo bajo e injusto. Ahora tampoco hay que generalizar y decir que todos los empresarios son así.
    Pero atribuir esto al "liberalismo economico radical" eso no me parece. No estoy diciendo que el "liberalismo economico radical" es la panacea, es mas, por decir "radical" ya la deslegitimisa, ya que todos los extremos son malos. Sino que digo que no hay un criterio sostenible y claro que identifique lo que mencionas con este sistema.

    Para aclarar terminos te indico que no existe economia en el mundo que emplee un liberalismo economico radical (Entiendase, - en un concepto simple - como el sistema en la cual el mercado (oferta-demanda) se erige como único determinante de la economia, y el Estado no debe tener ninguna participacion en la Economia). Ni Estados Unidos, padre del liberalismo economico, tiene ese sistema ya que el Estado cumple con responsabilidades de control.

    Lamentablemente muchas personas, seguro de buena fe, pero de poco o nada de conocimiento económico, utilizan este argumento del "liberalismo radical" o "neoliberalismo salvaje" para decirnos que este sistema es el que impera, el que ha provocado las injusticias que tenemos y que la otra opción extremista - socialismo / comunismo-, es la solución. El liberalismo radical igual que el socialismo son nocivos. La experiencia mundial indica que una economia liberal, un capitalismo moderado, es mejor sistema que el socialismo, y que es capaz de generar más riqueza y bienestar. No existe pais socialista en el mundo cuyo sistema economico haya triunfado, todos han adoptado o estan empezando a utilizar un sistema abierto de mercado, con las regulaciones del caso, por algo ha de ser. Tampoco esperemos que el capitalismo sane todos los males de la sociedad.

    El problema que mencionas en la historia, no depende de sistemas economicos, depende de la persona humana, de su corazón ("Donde está tu tesoro ahí está tu corazon) ; y de "cierto" control del Estado que debe tener y que el capitalismo sí lo permite. Toca tambien a cada estado, en el marco de la libertad, tomar las medidas de control para evitar que esto se de.

    ResponderEliminar
  10. carlos, gracias por comentar con altura y con disentir con argumentos.

    quedan, en tu comentario, sin embargo, un par de cabos sueltos: "...la experiencia mundial indica que una economía liberal, un capitalismo moderado, es mejor sistema que el socialismo... " ¿la experiencia mundial de quién, carlos? ¿quién lo escribió, con qué argumentos, con qué cifras? porque si de pib se trata (a manera de ejemplo), pregunto ¿de qué sirve ver crecer el pib si cada año hay más pobres, más indigentes y -lo que es peor- mayor desigualdad de oportunidades? en casi todos los países el pib crece todos los años, pero en muy pocos hay (algo así como) igualdad de oportunidades.

    el otro cabo suelto: "...el problema que mencionas en la historia, no depende de sistemas económicos, depende de la persona humana..." carlos, era una analogía: el protagonista de la historia representa a quienes tienen el capital para invetir y contratar; matilde a quienes son contratados. al verlo con perspectiva macro, es un problema político, de gobierno de los pueblos, de gobierno económico de los pueblos.

    ResponderEliminar