lunes, 5 de octubre de 2009

500 MILLONES DE AÑOS.

lo del pasado sábado 03 de octubre fue conmovedor: 60,000 personas hechas un solo puño en defensa de su emblema, de su pasión, de su equipo. de los 3 resultados posibles en el fútbol, 2 nos condenaban al descenso, la ignominia que ha sido sufrida por todos menos uno. había que ganar para seguir siendo ese uno, pero el triunfo era tan imprescindible como incierto: de los últimos 5 partidos jugados en casa sólo habíamos ganado uno.
repasemos cómo estaba el panorama antes del juego:
1. la directiva del club: inepta, oscurantista y dividida.
2. el equipo de fútbol: mermado por las lesiones de palacios y encina; mermado también por la postergación de carlos hidalgo y segundo matamba por ser cercanos al vicepresidente del club.
3. la prensa: fragmentada entre quienes empujaban con su pesimismo y sus malos augurios al club hacia la b, y los que -fiel y decidamente involucrados con la historia- convocaban a creer que era posible el triunfo.
4. la afición: exitista, cabreada, enfrentada a los jugadores y a los directivos.
5. la ciudad: los del otro equipo manoseaban el morbo de ver caer a su verdugo de la historia.
con tan funesto paisaje, lo vivido en el estadio en el partido último toma rasgos de leyenda, no futbolística, sino social: 60,000 personas se hicieron presentes -y otros muchos más hacían fuerza desde sus casas, en el resto del país, en el resto del mundo- para alentar al viejo y querido ídolo del astillero, al barcelona de todo el ecuador, al que le faltaban solamente 90 minutos para caer a la b. pero no sólo lo alentaron: lo sostuvieron cuando los minutos del primer tiempo transcurrían crueles y el cero no se rompía. ni una pifia, ni un grito destemplado, ni un gesto de desazón. nada. todo gritos de apoyo, todo cánticos, todo olas. el barcelonismo es el mayor y más noble fenómeno social del país: 12 años sin títulos, el club saqueado por casi todos los que lo gobernaron, el rival de quito campeonando todo lo que quiere, las burlas de los pocos ecuatorianos que no son barcelonistas, padres amarillos que ven a sus hijos hacerse azules o blancos o rosados, un año de afrenta tras otro y tras otro. pero ante la inminencia del infierno y sin ningún líder que convoque a la unión, el pueblo entero cantó la verdad: "un solo ídolo tiene el ecuador: barcelona".
tengo 31 años yendo a los estadios, viendo fútbol todos los fines de semana, transpirando fútbol y barcelonismo: si me decían que iba a ser así, no lo hubiera creído. el pueblo barcelonista dio una lección de fe al mundo futbolístico ecuatoriano. de fe y de amor. de fe, de amor y de humildad: a pesar de su paladar fino, vino a conformarse con defender la categoría y celebrar el logro. qué lástima que en la directiva hay un presidente que hasta ahora no ha sabido leer ni valorar casi nada, que no ha entendido casi nada de lo que sucedió y de lo que él hizo o permitió que suceda. de él me encargaré en otro apunte, éste es dedicado al pueblo barcelonista, del que me siento parte. las últimas líneas, eso sí, tienen destinatario dedicado: balletistas y enfermeras, ¡¡tendrán que esperar como 500 millones de años para ver a barcelona en la b!!
un solo ídolo tiene el ecuador: barcelona.




(fotos tomadas de www.eluniverso.com)

1 comentario:

  1. ahora un limpieza casa adentro... el exito no se demuestra solo en ser el "equipo más grande del ecuador" si no que puertas adentro este todo en orden...imiten a otros no ser orgullosos...empezar por tener una buena escuela de juveniles no seria mala idea

    ResponderEliminar