jueves, 23 de abril de 2009

LA TIERRA Y EL LIBRO.

ayer, 22 de abril, fue el día de la tierra. la onu fue más lejos y aceptó el justo y profundo pedido de evo morales y la saludó llamándola "pachamama" y reconociendo el carácter sagrado del término. ¡y pensar que aquí en ecuador algunos curuchupas ultraconservadores se horrorizaron cuando el término fue plasmado en la constitución!
la tierra, como dice sophy, es la imagen femenina primera. de ella venimos. en ella aprendimos a caminar y de ella respiramos. la respiramos. nos acoge desde tiempos inmemoriales en su placenta de vida, nos amamanta, nos ve crecer, nos ve contaminarla, nos pide árboles y unos pocos cuidados, y al final, cuando nuestro componente efímero ve caer el sol, nos vuelve a acunar en su regazo.
¡la vida misma emerge de ella y de la figura luminosa que la fecunda desde lejos! me uno a evo morales, a la onu, a sophy y a todos y todas quienes, con devoción sagrada, se refieren a ella y, con respeto -no con misericordia- la llaman pachamama.
(sophy hubiera terminado mejor, diciendo "piensa, ama, recicla, valora y apaga".)
hoy, 23 de abril, es el día del libro. del inmortal libro. el que existió antes que la imprenta, el que sobrevivió a los incendios de alejandría, a las cruzadas, a la edad media y a los papas, a la radio, a la televisión y al internet. el que nos permitió conocer al quijote, a cristo, a sócrates. el que alberga en su interior todos los saberes todos.
vaya un gran saludo para esos héroes anónimos que en la prosaica y fenicia guayaquil se han dedicado durante décadas a vender libros, ¡qué tarea tan difícil y tan noble la de quienes pusieron en mis manos a salgari, luego a benedetti, a kant y a hesse!
vaya otro saludo para quienes, desde las pobrezas de nuestra patria -que es el mundo- los escriben con el objetivo primero de trasladar sus conocimentos a los y las demás. ellos, tan o más sacrificados que los primeros, son algo así como la reserva intelectual de la sociedad.
y vaya el saludo tercero para quienes, en la escasez, se las arreglan para leer, para rendirle al libro el mejor de los homenajes: leerlo. el segundo mejor homenaje es compartirlo.
no pudiendo compartir un libro en este espacio, al menos compartiré unas palabras del gran maestro jorge luis borges (venia de por medio), a manera de regalo por día del libro, para todos y todas:
"Mis libros (que no saben que yo existo)
son tan parte de mí como este rostro
de sienes grises y de grises ojos
que vanamente busco en los cristales
y que recorro con la mano cóncava.
No sin alguna lógica amargura
pienso que las palabras esenciales
que me expresan están en esas hojas
que no saben quién soy, no en las que he escrito.
Mejor así. Las voces de los muertos
me dirán para siempre".

(Mis libros, Jorge Luis Borges)


3 comentarios:

  1. Muy chevere, me gustó.

    "los gimnasios siguen llenos, las librerías vacías".

    ResponderEliminar
  2. si si muy bonito el dia de la tierra pero hay que hacer algo para salvarla se está acabandoooo!! y los libros sin comentarios porque viva Sociales! jajaja
    atte,
    marie frances

    ResponderEliminar
  3. Excelente homenaje al libro, sin lugar a dudas la mejor herencia que le puede dar un padre a su hijo, el mejor regalo de un amigo a otro...Un grato homenaje a mis primeras lecturas, tuve la suerte de tener gente que me enseñara a amar los libros muy joven y uno de mis primero libros, Mi planta de naranja lima de Jose Mauro de Vasconcellos,

    Cristian A

    ResponderEliminar